HOY SEMBRAMOS, MAÑANA COSECHAREMOS

Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. (Gálatas 6:8)


A pesar de la soberanía de Dios, y de su gracia, hay un principio que se cumple inexorablemente y es el siguiente:

“Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” (Gálatas 6:7)

Lo vemos a diario en las cosas más simples. Hoy disfrutamos y disponemos cosas que decidimos e hicimos ayer; Y mañana, segaremos lo que consciente o inconscientemente sembremos hoy.

Trabajo, estudio, perseverancia, dedicación, honradez, responsabilidad… hacen que todos los días se siembren semillas en nuestro andar que luego repercuten en nuestra vida.

Los hombres tienen las características de “los árboles que dan fruto, cuya semilla está en él, según su género” (Génesis 1:12)

El Espíritu Santo en los creyentes produce un fruto, y ese fruto es: “Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza” (Gálatas 5:22) Así sembramos aquello que redundará en bendiciones; en cosas buenas y positivas.

Pero también la carne da frutos con semillas que luego fecundan cosas que lastiman el alma y corrompen las vidas; pues  la carne produce: “Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas. (Gálatas 5:19-21)

La vida es una constante siembra. Pero además de lo que sembramos con cada actitud, somos llamados a sembrar la buena semilla del evangelio, porque: “hoy es el día de salvación” Y “a su tiempo segaremos, si no desmayamos” (Gálatas 6:9)


Pensamientos para reflexionar

www.lacuevadeadulam.com.ar  weblacuevadeadulam@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *