TRES VALIENTES DE DAVID

“Y David dijo con vehemencia: ¡Quién me diera a beber del agua del pozo de Belén que está junto a la puerta! Entonces los tres valientes irrumpieron por el campamento de los filisteos, y sacaron agua del pozo de Belén que estaba junto a la puerta; y tomaron, y la trajeron a David” (2 Samuel 23:15,16)


Entre los valientes de David, se nos cuenta de tres que escucharon el deseo de David de beber agua del pozo de Belén, y aunque aquel lugar estaba custodiado por los filisteos, arriesgaron sus vidas y fueron y le trajeron a David lo que tanto deseaba.

“Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros” (1 Corintios 10:6) Estas historias deben mover nuestro corazón a una mayor consagración al Señor.

David es una figura de Cristo, y aquellos valientes, representan a quienes lo aman y sirven de corazón.

El Señor, por ejemplo, expresó su deseo: “Haced esto en memoria de mí” (Lucas 22:19) Nuestros corazones, como los de aquellos valientes, deben ser movidos cada primer día de la semana para responder a ese deseo, haciendo memoria de él y proclamando su muerte, hasta que vuelva.

Nuestros corazones deben también sentirse movidos hacia todos aquellos lugares que están bajo el poder filisteo, donde el evangelio es rechazado y los cristianos sufren prohibiciones.

Nuestro Señor suspira por esas almas, y dice: “¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? (Isaías 6:8) ¡Qué el Señor pueda escuchar muchos “He aquí, envíame a mí”!

Aquellos que son llamados a llevar el evangelio, perderán sus comodidades y muchas veces arriesgarán sus vidas, pero los que sientan ese llamado, encontrarán la fuerza y la valentía para llevar a cabo la obra del Señor teniendo en poco sus vidas.


Pensamientos para reflexionar

www.lacuevadeadulam.com.ar  weblacuevadeadulam@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *