EL PECTORAL Y SUS PIEDRAS

“Harás asimismo el pectoral del juicio de obra primorosa…y lo llenarás de pedrería en cuatro hileras de piedras; una hilera de una piedra Sárdica (cornalina), un topacio y un carbunclo; la segunda hilera, una esmeralda, un zafiro y un diamante; la tercera hilera, un jacinto, una ágata y una amatista;  la cuarta hilera, un berilo, un ónice y un jaspe” (Éxodo 28:15-20)

“Y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina” (Apocalipsis 4:2,3)


En el pectoral del Sumo Sacerdote que llevaba sobre su pecho, había cuatro hileras de piedras finas, comenzando con una piedra Sárdica (o cornalina) y terminando con una piedra de Jaspe. (Éxodo 28:17-20) En total eran doce piedras que representaban a las doce tribus de Israel.  Es decir que Rubén, el primogénito, estaba relacionado con la primera la piedra Sárdica y Benjamín, con el Jaspe.

Estos detalles de las Escrituras nos hablan notablemente al corazón. Cada uno de los hijos de Israel por sus tribus, era presentado sobre el pecho de su Sumo Sacerdote. Así como los que formamos hoy su pueblo espiritual, somos llevados sobre el corazón de Cristo ante Dios.

Cada piedra tenía un brillo y una característica particular, tal como nosotros. Cada creyente tiene su propio brillo, sus cualidades, pero desde el primero hasta el último, (Piedra Sárdica- Jaspe) están presentados delante de Dios sin que falte ninguno. Sin distinción de colores, de valuación en dinero, de procedencia o gusto particulares, como sucede en la tierra,

Y eso, porque cada uno hace brillar de alguna manera especial alguna gloria de Cristo.

Siempre lo que brilla en el creyente es algo de Cristo. Recordemos que el que está sentado en el trono en el cielo, tiene el aspecto de jaspe y cornalina (Apocalipsis 4:2,3) del primero y del último, a quienes lleva en su corazón para interceder por ellos.


Pensamientos para reflexionar

www.lacuevadeadulam.com.ar  weblacuevadeadulam@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *