EL CRISTIANO Y SU CRECIMIENTO

Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír. Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. (Hebreos 5:11-14)


Aquellos que han gustado la benignidad del Señor, los que han confiado en Cristo como su salvador, deben desear como desea un niño recién nacido la leche espiritual no adulterada. (1 Pedro 2:2) Esa leche, es la Palabra de Dios que contiene todo el alimento que necesita el nuevo nacido.

También encontramos en las Escrituras que las primeras nociones de la fe cristiana, los primeros rudimentos, son comparados con la leche, pues un bebé no puede alimentarse de cosas sólidas. A medida que va creciendo en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo, ya no es más considerado un bebé espiritual, sino que crece y allí la alimentación cambia. Empieza a gustar cosas más sólidas que presentan las Escrituras acerca de Dios y de Cristo.

Los hebreos tuvieron un problema. Debían, por el tiempo que llevaban de convertidos ser ya maestros, Sin embargo, aún tenían necesidad que se les hable las primeras cosas, que se les diera a beber leche y no alimento sólido. Algo parecido les ocurrió a los Corintios. (1 Corintios 3:1-3)

Debemos velar para que no nos pase lo mismo. Los creyentes no pueden crecer solo escuchando predicaciones del evangelio. Necesitan un alimento espiritual y completo como el que tenemos a lo largo de todas las Escrituras.

El evangelio es para salvación, y una vez salvo, vamos adelante a la perfección (Hebreos 6:1)


Pensamientos para reflexionar

www.lacuevadeadulam.com.ar  weblacuevadeadulam@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *